Las claves de la Gestión inmobiliaria | Ricardo Pardo

El mercado inmobiliario está en constante evolución y cambio, no sólo por factores externos como la situación económica y política de cada mercado, sino también por su propia dinámica y crecimiento.

En este contexto, la elaboración, desarrollo y gestión de nuevos emprendimientos, requieren incorporar nuevas y mejores herramientas que permitan optimizar los resultados y articular las necesidades y requerimientos de todos los involucrados en el proceso.

Para que los nuevos emprendimientos resulten exitosos deben conjugarse de manera rápida y correcta los intereses de desarrollistas, inversores, arquitectos, constructores, contratistas, proveedores, empresas gestoras y clientes usuarios. 

Para que ello sea posible habrá que contar durante todo el proceso de desarrollo y gestión de las propiedades, con información adecuada para tomar decisiones y con herramientas de gestión aptas. 

Como toda empresa, la actividad inmobiliaria debe tener una cierta organización y administración que sirva para gestionar todas y cada una de las operaciones que se realizan en la misma, especialmente si se tiene en cuenta que el negocio inmobiliario es uno de los más grandes e importantes del mundo. 

Generalmente, en un negocio inmobiliario de centros comerciales, galerías comerciales, strip centers o holdings es fundamental manejar los conocimientos básicos de dicha gestión y preparase para encarar la misma, ya que los elementos a tener en cuenta a la hora de gestionar un negocio de este tipo son muchos y variados. Tres pilares fundamentales son: clientes, unidades locativas y contratos.  Desde allí y de su correcta carga de información se desprenderá la facturación automática que facilitará la tarea.

Tener en claro cuáles son las mejores prácticas del mercado puede ayudar a definir ciertas condiciones que luego colaborará con las empresas que se especializan en este tipo de gestión.

Por otro lado, como existen distintos modelos de negocio, se deberá revisar el alquiler de la propiedad más variables de rentabilidad y ocupación, entre otros. Por ejemplo, en los centros comerciales la gestión se complejiza ya que no solo se hace un contrato de alquiler, sino que también se debe contar con un control de las ventas del locatario, para el cobro de los alquileres variables en función de las ventas. Y sin dudas otro punto a tener bajo control es lo que se deberá facturar a los locatarios en conceptos de gastos comunes o expensas.

Como sucede en otros ámbitos, la tecnología también ha llegado a este segmento, dando soluciones integrales para todas las variantes de la gestión inmobiliaria. Recomendamos ingresar  http://solutionsmalls.com.ar/producto/solutions/ para ver todas las posibilidades que esta plataforma tiene para apoyar la gestión inmobiliaria.